jueves, 28 de junio de 2012

España Suarez Garrido




Muchacha, ayer te he visto
y eras cual la manzana de mi almuerzo.

Ahora veo una manzana y me lleno de amor,
de vagos besos,
qué día de mejillas sin colegio.

Muchacha, chica, escucha,
solo te digo esto:
estoy enamorado de la fruta,
tu cuerpo es la banasta del mercado,
racimo de mujer,
me gustaría pelarte muy despacio,
tragarme las pepitas de tu risa,
comerme finalmente tu corteza.

Corteza de mujer.
Y el melocotonero de tu cuerpo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario